Calas artificiales

La Cala, es una preciosa flor que se distingue por su forma exótica y variados colores.

En las épocas de esplendor de las culturas griega y romana, la Calas estaban siempre presentes en la decoración de las fiestas públicas y privadas.

Son utilizadas de diferentes formas. Pueden ser parte de ramos o bouquets de novia, y también estar en los decorados de las iglesias. 

En casa, las Calas pueden instalarse como flores elegantes y atractivas que realzarán la decoración de nuestras habitaciones, puestas en macetas o jarrones en el interior o exteriores.

El color más característico de la Cala es el blanco, pero existen un gran número de flores con colores diferentes como el rojo, amarillo, rosa, morado, naranja, verde, negro, e incluso de 2 colores.

El tallo puede llegar a medir más de un metro de altura, y posee por lo general 2 a 3 flores.

A esta flor se le otorga la representación de 3 aspectos importantes: 

La Belleza

La Pureza

La Buena Suerte

Al regalar un ramo de Cala estamos reconociendo la belleza y pureza de la persona que recibe, y además le estamos deseando mucha suerte.

Sin embargo, tratándose de flores muy delicadas, éstas no resisten bien cuando deben ser trasladadas de un sitio a otro, por ejemplo en su comercialización, cuando deben realizarse entregas a domicilio, generalmente llegan en mal estado.

Para salvar este gran inconveniente, las Calas artificiales que te ofrecemos son una gran opción.

En la actualidad la calidad de las Calas artificiales es tan alta que resulta difícil distinguir entre una flor natural de otra artificial.

Las Calas artificiales se caracterizan por tener un diseño perfecto igual a la flor natural; colores en tonos de intensidad como los naturales; textura, consistencia y flexibilidad igual a la de las flores naturales.