Claveles artificiales

Los claveles son flores muy aromáticas y coloridas, y son frecuentemente cultivadas para ser obsequiadas.

Los claveles reciben su nombre en la antigua Grecia. Fue el griego Theopharastus quien catalogó la flor bajo el nombre «Dianthus», nombre aún usado en la actualidad. El nombre deriva de dos palabras griegas: «Dia», o dios; y «anthos», que significa flor. En otras palabras, los claveles fueron reconocidos por su belleza como «las flores de Dios».

El cristianismo tiene también una leyenda en torno al origen de esta flor, la cual indica que los claveles nacieron de las lágrimas de la Virgen María cuando Cristo era llevado hacia el monte Gólgota cargando la cruz. Por eso es común ver esta flor adornando templos católicos.

Cada tallo de la planta forma una flor terminal de no menos de cinco pétalos festoneados (con ondas) o con dientecillos. En algunas partes del mundo se han registrado flores de hasta 40 pétalos.

La flor tiene fuerte fragancia y sus colores más comunes son el rojo, rosado, blanco, amarillo y mixto. 

Estudios recientes indican que la flor nació en tierras mediterráneas, pero gracias a la migración y a la colonización se extendió muy rápido por todo el mundo.

El clavel puede encontrarse en gran cantidad de países alrededor del mundo, siendo sus áreas más comunes las zonas mediterráneas a 30 a 45 metros de altitud. 

El clavel es la flor nacional de España.

Simbología de los Claveles:

Al igual que en otras flores, los claveles tienen una simbología importante según sus colores:

Claveles blancos:

Los claveles blancos son símbolo del amor puro, la inocencia y la fidelidad, y son muy bonitos para decorar en las bodas. En algunas partes del mundo se dice que son las flores de la buena suerte y recomiendan tenerlas en casa.

Claveles amarillos:

Los claveles amarillos significan desilusión y pena por un amor no correspondido. 

Claveles rojos:

Son especiales para poder mostrar el amor y la admiración por las personas que queremos. A más intenso sea el color, más pasión refleja.

Claveles rayados o de varios colores:

Los claveles rayados o de varios colores son símbolo de rechazo. No son un regalo muy común y pueden llegar a malinterpretarse.

Claveles rosados:

Son símbolos de amor, pero maternal y de familia. Este color es el reconocido por el cristianismo como el que nació de las lágrimas de la virgen María.

Claveles verdes:

Son comunes en la festividad de San Patricio, relacionándose con esta celebración irlandesa.

Los claveles se encuentran entre las tres flores más populares del mundo y la industria de la floricultura recibe altos ingresos por su comercio. 

Por su condición de especie poco resistente a plagas y enfermedades durante su cultivo, han surgido los claveles artificiales.

Por la alta calidad en su confección resulta difícil distinguir entre claveles naturales y nuestros claveles artificiales. Los claveles de nuestro catálogo tienen diseños, colores y texturas similares a los naturales.